Facebook y WhatsApp, las redes sociales más usadas en Bolivia

Las redes sociales tienen un papel protagónico en el día a día, son una herramienta vital de comunicación tanto en el ámbito personal como profesional. Facebook y WhatsApp son las redes más usadas por los bolivianos, según una encuesta realizada por la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic).

Según el documento, el 67,5 por ciento de la población boliviana, de 14 años o más, es internauta, de los cuales el 94 por ciento utiliza Facebook y 91 por ciento WhatsApp. Le sigue YouTube con 40 por ciento de internautas y Twitter con tan sólo 17 por ciento, según datos publicados en el portal de Agetic sobre la "Encuesta Nacional de Opinión sobre Tecnologías de Información y Comunicación".

Esteban Lima, experto en temas de Internet, explica en el portal que: “Es claro que el crecimiento de Facebook es para el uso de información inmediata y como contacto, y el WhatsApp, como mensajería instantánea. Es decir, en Facebook tienes tu perfil social y que es más difundido, pero el WhatsApp es de tus números de teléfonos cercanos”.

Así mismo, señala que el caso de YouTube es interesante porque no se usa como red social, pero sí tiene mucho impacto en el consumo de programas o de famosos youtubers: “es la nueva televisión y una forma de comunicación no explotada plenamente. Aunque varios canales locales están subiendo contenido constantemente, sus números de suscriptores no reflejan el tamaño de público al que pueden llegar”, explica.

La encuesta se realizó a 5.536 internautas mayores de 14 años, entre el 3 y 18 de diciembre de 2016. El estudio define como internauta a aquella persona que tuvo acceso a la red al menos una vez en los últimos 30 días.

La encuesta también señala que el 95 por ciento de internautas tiene acceso a Internet desde su celular. Y el 65 por ciento de la población mayor a 14 años tiene acceso a redes sociales.

Según los resultados de la encuesta el 62 por ciento de los internautas del país se concentran en ciudades capitales, el 21 por ciento en poblaciones intermedias y el 17 por ciento en poblaciones rurales.

Santa Cruz es el departamento que cuenta con un mayor porcentaje de internautas, tanto en el área urbana como rural, con un 83 por ciento de su población mayor a 14 años. Le sigue Tarija con 73 por ciento, luego Oruro y Beni con 66 por ciento y Cochabamba con 64 por ciento.

El levantamiento de la encuesta se realizó en 10 ciudades capitales, 20 ciudades intermedias, 21 centros poblados y 34 localidades rurales.

Actividades y usos

Los bolivianos usan Internet más en las redes sociales y el entretenimiento y menos para trabajo y educación.

El 95 por ciento de la población internauta tiene Internet en su celular. En cuanto a las actividades que realiza con más frecuencia al conectarse al Internet, los datos revelan que siete de cada 10 personas utilizan la red para contactar a familiares y amigos; seis de cada 10, para las redes sociales; tres de cada 10, para buscar información; dos de cada 10, para escuchar música o ver videos, y dos de cada 10 para descargar archivos. Contrariamente, uno de cada 10 personas   usan la red con fines académicos.

Otro de los resultados que llama la atención es que cinco de cada 10 internautas usan el celular para sacar fotografías, escuchar música o mandar mensaje de texto, al margen de que nueve de cada 10 lo usan para llamadas telefónicas o conectarse a Internet.

Según el libro "Bolivia Digital", los bolivianos usan Internet más en las redes sociales y el entretenimiento y menos para hacer negocios y la educación.

Armando Ortuño, uno de los investigadores que contribuyó al libro, dijo a Efe que los bolivianos usan Internet "de manera intensiva en las redes sociales y los instrumentos para chatear y enviar mensajes y en menor grado para hacer negocios o para el uso de educación", porque se interesan más en las relaciones sociales.

Según Ortuño, los bolivianos se conectan en su mayoría a través de los teléfonos celulares y un 90% lo hace para leer y revisar las redes sociales. Un 75% también lo hace para escribir y participar en las redes sociales; un 74%, para chatear o enviar mensajes; mientras que un 68% busca información, y el 66% lee y envía correos electrónicos.

Al contrario, sólo un 12% trabaja o hace negocios con la red, un 16% opina en foros o escribe en blogs y un 27% lee noticias.

Su trabajo se basa en una encuesta realizada para el libro por Captura Consulting con una muestra de 1.100 personas.

"Bolivia Digital" explora la relación de Internet y la sociedad boliviana con 15 ensayos e investigaciones con diferentes perspectivas que hacen una reflexión sobre los usos, la historia, las experiencias de conexión de los usuarios, el comercio electrónico y las brechas digitales. Fue editado por el Centro de Investigaciones Sociales, de la Vicepresidencia del país, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Ayer fue el Día Internacional de las Redes Sociales que desde 2010 se conmemora por iniciativa del portal de noticias Mashable para reconocer la importancia de las plataformas sociales como una herramienta de comunicación, información y entretenimiento para el ser humano.

 

OPINIÓN

Eliana Quiroz, investigadora y ciberactivista

Privacidad de datos personales

Las redes sociales digitales son los servicios más usados por los usuarios de Internet en Bolivia, además del buscador Google. Actualmente, ya no es posible pensar que nuestras relaciones de amistad se desenvuelvan sólo presencialmente o que la revisión de noticias las hagamos solamente en los periódicos o en la televisión; en realidad, nuestras relaciones y nuestro acceso a información están intermediadas por ciberespacios como las redes sociales.

Según la encuesta de AGETIC, la red social digital más usada en Bolivia es Facebook (94%) y luego están WhatsApp, el 91% de los encuestados lo usan (es un servicio de mensajería pero con posibilidad de armar grupos), Twitter (7%) e Instagram (15%). Tenemos actividades diferentes en cada una, en Facebook hablamos con los amigos, compartimos detalles sociales de nuestras vidas y nos enteramos de noticias y opiniones; en WhatsApp, las comunicaciones son más personales, incluso ejercemos control social a los profesores del colegio de los hijos; en Twitter, accedemos a las noticias de coyuntura y a la opinión de los usuarios y usuarias. Instagram es el espacio de la imagen, publicamos fotos que muestran nuestros deseos.

Cada vez más, nuestras relaciones están intermediadas por espacios virtuales. Construimos de esa manera una vida digital. Pero, sorprendentemente, descuidamos algunos aspectos en la vida digital que cuidamos con celo en la vida presencial. Por ejemplo, si para extender una factura alguien nos preguntara nuestra edad, dirección, los números de teléfono de nuestros amigos o si tenemos planeado viajar próximamente; no le daríamos esa información porque es privada. Sin embargo, en las redes sociales damos esa información y mucha más sin mostrar ninguna resistencia. En espacios virtuales, nuestro sentido de seguridad personal desciende a los niveles más bajos.

Por esto, es una labor social pendiente entender las posibilidades de los espacios virtuales tanto como los riesgos que implican.